En LaWants creemos en nuestros clientes. Ofrecemos servicios adaptados a su necesidades. Es por ello que realizamos desde asesoramiento a la start-up hasta apoyo en la redacción y negociación de contratos internacionales, protección de marcas y patentes, así como asistencia y defensa en tribunales en todo tipo de litigios mercantiles y concurso de acreedores.

CONSTITUCIÓN DE SOCIEDADES, FILIALES Y SUCURSALES

LAWANTS ayuda a sus clientes a elegir la mejor forma jurídica para el lanzamiento de su empresa, les asesora en la constitución de la sociedad, en la obtención de NIF y en la optimización de su carga fiscal.

Asimismo, les ayuda en la llevanza de la contabilidad, presentación de impuestos, nóminas, Seguridad Social, etc.

Y, por supuesto, nos preocupamos de atender los retos jurídicos y empresariales que se vayan presentando en el desarrollo de su negocio, estableciendo una relación de confianza a largo plazo con el emprendedor.

Contratos Internacionales

Un buen contrato Internacional es la mejor inversión para su empresa. Desde la elección de la ley aplicable hasta la redacción de cláusulas específicas para proteger sus actividades, sabemos ofrecerle un asesoramiento jurídico de alta calidad para crear nuevas oportunidades y ayudarle a realizar su negocio Internacional.

Tanto si se trata de operaciones de restructuración empresarial (traslado de domicilio al extranjero, M&A, fusiones y adquisiciones), como si se trata de compraventa de inmuebles, contrato de agencia, de distribución, franquicia, licencia, préstamo, trabajo, transporte, constitución de trust, Lawants está siempre al lado del cliente buscando la mejor solución juridica y operativa para su caso concreto.

Litigio y Arbitraje Mercantil Internacional

Buscamos soluciones pragmáticas en asesoramiento preventivo para evitar conflictos (incluyendo la negociación y, cuando es posible, la mediación). Ahora bien, cuando se hace imprescindible actuar de forma judicial, defendemos a nuestros clientes ante tribunales de toda España en todo tipo de procesos mercantiles, así como en arbitrajes nacionales e internacionales, tanto institucionales como ad hoc.

En las reclamaciones de cantidad, actuamos en el juicio monitorio, proceso monitorio europeo, juicio cambiario, juicio ordinario y verbal, así como en procesos de exequátur y de Titulo Ejecutivo Europeo. Asimismo, atesoramos una amplia experiencia en litigios complejos derivados de la actividad empresarial: contratos (en particular en litigios derivados de la resolución de contratos de distribución y agencia comercial), impugnación de acuerdos sociales, responsabilidad de los administradores, marcas y patentes, propiedad intelectual (incluyendo controversias en materia de ejecución de contratos de software), competencia desleal, derecho marítimo y del transporte, derecho de seguros, derecho de la construcción, etc.

Concurso de Acreedores

LAWANTS tiene una importante y consolidada experiencia en procesos de concurso de acreedores, tanto si es concurso voluntario o concurso necesario, así como en el asesoramiento ante situaciones de liquidación y reestructuración empresarial.

Lawants le asesora en los procesos de concurso de acreedores (volutarios o necesarios) y ante situaciones de liquidación y reestructuración empresarial.

Tanto si es Ud. acreedor como deudor, le asesoramos sobre la mejor manera de hacer valer sus intereses, mediante un estudio de su situación exacta y la sugerencia de la mejor estrategia para hacer frente a las turbulencias de una crisis empresarial.

Operaciones internacionales de M&A

El despacho tiene amplia experiencia en el sector del derecho societario internacional. Asesoramos sociedades nacionales y extranjeras en operaciones de reestructuración empresariales, fusiones, adquisiciones, compraventa de participaciones, escisiones, cesiones de actividad y, en general, en todo tipo de operaciones societarias extraordinarias.

Las operaciones extraordinarias son una señal de que la empresa está evolucionando y, por lo tanto, de que la estructura corporativa original, en consonancia con los cambios en el mercado y en el entorno económico, también debe cambiar. La principal dificultad para llevar a cabo este tipo de operaciones es la necesaria colaboración entre los órganos de la empresa y los diversos consultores del área corporativa y fiscal, los cuales, a menudo pertenecen a diferentes despachos.